14 de febrero: El origen comercial y el origen sentimental de San Valentín

Cada 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, un día especial para muchas personas enamoradas… en el que otras tantas se lucran por esa obligación costumbre de comprar regalos a la pareja. El origen de San Valentín tiene también dos versiones, la comercial y la sentimental:

El origen comercial de San Valentín

La versión comercial la encontramos en 1840, cuando se empezaron a vender, de forma masiva, tarjetas con mensajes de amor. Esther Howland es el nombre que ha pasado a la posteridad como la primera persona en explotar este día, comercialmente hablando, en el mundo.

Su padre tenía una papelería/librería de bastante éxito en Massachusetts. Un buen día de 1840 le pidió que le ayudara con los gastos de impresión de miles de tarjetas diseñadas por ella misma con mensajes de amor inscritos. No sabemos si tardó mucho en convencerlo pero, sin duda, la gran suma de dinero que recaudaría posteriormente evitó su arrepentimiento. La venta de tarjetas, por supuesto, fue todo un éxito.

San Valentín, primeras tarjetas
Así lucían las primeras tarjetas. Foto: Wikipedia

El origen sentimental de San Valentín

Para la versión sentimental, que bien podría ser compatible con la anterior, retrocedemos en el tiempo hasta el siglo III d.C. Exactamente en el año 270, el emperador romano Claudio II prohibió, a través de un edicto, el matrimonio, aludiendo al poco interés que los jóvenes enamorados ponían en ser soldados y, por lo tanto, en ir a las guerras.

El obispo Valentín de Termi, desafiando el poder del emperador, casó en secreto a toda pareja que se lo pidiera, siendo rápidamente descubierto (las bodas siempre han sido un acto social, como para mantenerlo en secreto…). Un colérico Claudio mandó encarcelar al religioso para, después, condenarlo a la decapitación. En su estancia en la cárcel, Valentín hizo amistad con su carcelero y la hija.

Julia, que así se llamaba la chica en cuestión, era ciega pero, según la parte de leyenda de esta historia, recuperó la vista gracias a los rezos del obispo encarcelado. Este milagro supuso que, tiempo después, Valentín fuera declarado santo, sin embargo, la gesta no consiguió evitar su ejecución, produciéndose finalmente un 14 de febrero. Por este motivo, para mucha gente, el origen de esta celebración se debe a la muerte de San Valentín, defensor del amor en la clandestinidad y mártir del matrimonio.

Fuentes: Diario Clarín y Canal de Historia.
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.