The End - Cine

Bob Anderson, el maestro de esgrima

¿Qué tienen en común Darth Vader, Iñigo Montoya, Aragorn o el Capitán Alatriste? Que todos tuvieron el mismo maestro. Un maestro que les enseñó cómo defenderse ante miles de orcos, cómo preparar al asesino de su padre a morir o que, directamente, cortó la mano de Luke Skywalker bajo el traje de uno de los malos de película que más respeto infunden. Un maestro llamado Bob Anderson.

Bon Anderson nació en Hampshire, Inglaterra, el 15 de septiembre de 1922 y desde muy joven empezó a interesarse por la esgrima. En la Segunda Guerra Mundial la vida ya le empezó a sonreír al librarse de la muerte tras el hundimiento que sufrió el HMS Coventry, barco en el que se encontraba, en el Mediterráneo. En 1952 participó en los Juegos Olímpicos de Helsinki, consiguiendo la quinta plaza para Inglaterra y, poco después, haría su debut en el cine ayudando a Errol Flynn en El Señor de Balantry. Bob Anderson actuó en algunas películas como doble, destacando Desde Rusia con Amor o Los Cañones de Navarone.

En la década de los setenta, George Lucas lo llamó para participar en Star Wars, convirtiéndose en el propio Darh Vader en muchas de las escenas de la saga. Este hecho pasó desapercibido entre los amantes de la saga hasta que en 1983, Mark Hamill (Luke Skywalker), confirmó que era él el que se encontraba bajo el traje de Vader en, por ejemplo, la famosa escena en la que le corta el brazo (y que tuvo que hacer con alzas en las botas debido a su baja estatura comparada con el actor habitual).

Bob Anderson también fue partícipe de que Antonio Banderas manejara la espada cual Zorro en La Máscara del Zorro y trabajó con directores de la talla de Stanely Kubrick (en Barry Lindon) o Peter Jackson (El Señor de los Anillos). En la saga cinematográfica de los libros de Tolkien, su labor fue más extensa que la construcción de las escenas de espadas y es que estudió detenidamente cada libro para crear un estilo único para cada personaje o raza.

Si mítica fue la escena de Star Wars que relatábamos antes, no mucho menos conocida es la escena de “Hola, soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir” de La Princesa Prometida, también obra de nuestro protagonista. Alatriste, adaptación cinematográfica de las novelas de Arturo Pérez-Reverte, también contó con la ayuda del maestro de esgrima más cinematográfico de la historia.

El 1 de enero del 2012, Bob Anderson moría con 89 años. Las palabras que dejó Peter Jackson en su Facebook tras enterarse de su muerte bien podrían servir para resumirlo todo:

 “Es raro y extraño, incluso dentro de la industria cinematográfica, llegar a trabajar con una leyenda. Me emocioné cuando Bob Anderson accedió a unirse al rodaje de El Señor de los Anillos como maestro de esgrima. Realmente, me llevó un tiempo darme cuenta de que iba a trabajar con el mismo que había hecho algunas de las mejores escenas de lucha de la historia, desde Star Wars hasta La Princesa Prometida. Bob era increíble con la espada y un profesor de mucho talento, le recordaré como un hombre maravillosamente paciente y con un tremendo sentido del humor. Un privilegio conocerle…”

[jetpack_subscription_form]

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.