Bucéfalo, el caballo de Alejandro Magno

Alejandro Magno, uno de los personajes más conocidos de la Historia, demostró en varias ocasiones su destreza e inteligencia. Aquí ya hemos hablado del Sitio de Tiro y del Nudo Gordiano, pero hoy nos centraremos en cómo pudo domar a su caballo favorito, Bucéfalo.

Bucefalo alejandro magno

Así domó Alejandro Magno a Bucéfalo

Cuando Alejandro Magno sólo contaba con trece años, a su padre, Filipo II de Macedonia, le ofrecieron un caballo de gran calidad pero que nadie había sido capaz de controlar, ni siquiera los domadores más reputados.

El joven Alejandro Magno descubrió que el caballo le tenía miedo a su propia sombra, por lo que para domarlo simplemente había que montarlo de cara al sol. El futuro emperador así lo hizo, asombrando a todos los que asistían a la hazaña y que pensaban imposible domar al corcel. Filipo se quedó con el caballo y se lo regaló a Alejandro, poniéndole por nombre Bucéfalo.

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.