Cuando llevar gafas fue letal en el genocidio camboyano de Pol Pot

El Genocidio Camboyano es uno de los episodios más terribles de la Historia reciente de nuestro planeta. A raíz del control del gobierno por parte de los Jemeres Rojos en 1975, la población de Camboya se redujo en un 25%, y aunque todo aniquilamiento humano se empareja a razonamientos canallas y absurdos, el extremo al que se llegó en este rebasa cualquier límite.


El dictador Pol Pot pretendía erigir una nueva Camboya comunista donde la agricultura fuera el motor principal del país, forzando a la población a trabajar en campos de trabajo durante 20 horas al día. Debido a esta ruralización forzosa, las ciudades quedaron abandonadas, creándose allí centros de exterminio en los que torturar y ejecutar a los enemigos del régimen.

Se calcula que bajo el mando del dictador Pol Pot se asesinaron a casi dos millones de personas.

El absurdo llegó a su extremo cuando se persiguió a todo aquel que defendiera la educación, siendo motivo suficiente para ser ejecutado el simple hecho de llevar unas gafas, pues denotaba que podría ser un intelectual, es decir, un enemigo del régimen por no dedicarse a la agricultura.

Para saber más: Pol Pot y el Genocidio de Camboya | BBC | Los crímenes más atroces de los Jemeres Rojos

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.