La obra en casa con la que descubres una ciudad subterránea de hace 3.000 años

Imagina que vas a hacer una obra en casa, derribas una pared del sótano y aparece un habitáculo de piedra. Y un pasillo. Y otro habitáculo. Y bajas unas escaleras, y otras, y otras. Y resulta que acabas de descubrir una ciudad subterránea con más de 3.000 años de antigüedad.

Esto le ocurrió en 1963 a un habitante de Derinkuyu (Turquía), descubriendo una ciudad subterránea que pudo albergar en su día a miles de personas.

La ciudad subterránea de Derinkuyu cuenta con hasta 18 niveles bajo el suelo, y se calcula que el primer nivel se excavó alrededor del 1.400 a.C. Es, según las investigaciones que se han llevado a cabo, una fortaleza para proteger a los habitantes de la ciudad de la superficie en caso de invasión enemiga, equipada con toda clase de trampas para vencer al invasor.

En su interior se han encontrado pesadas puertas de piedra para evitar el acceso desde el exterior, largos pasillos que conectan los diferentes habitáculos, pozos de agua, almacenes para la comida, respiraderos, establos, escuelas y hasta un templo; pero dejemos de imaginar y veámoslo en este breve vídeo de Luis Tobajas:

Para saber más: Cultura Inquieta

Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino" y de "COSTA", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en PlanMedia.es como Jefe de Operaciones. Con esto te haces una idea ¿no? :)