La respuesta de Lord Salisbury que debería inspirar a nuestros políticos

Ahora que hay una enfermedad -bastante extendida entre nuestros políticos- que obliga al que la padece a decir cualquier tontería sin pararse a pensarla, es obligatorio contar esta anécdota referente a Lord Salisbury.

Robert Gascoyne-Cecil, que así se llamaba, fue primer ministro de Reino Unido un total de 13 años, por lo que era perfectamente consciente del impacto que tenían sus palabras en cualquier ámbito político. Se dice que, antes de dar cierto mitin importante, un amigo lo encontró excesivamente pensativo.

¿Qué? -se interesó el amigo- ¿pensando en lo que vas a decir en tu discurso?

Todo lo contrario. Estoy pensando en lo que no debo decir.



Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.