El loro que rescató una lengua del olvido eterno

Allá por el año 1800, Alexander Von Homboldt, un señor que lo mismo era explorador que naturalista o astrónomo, iba en busca de una tribu conocida como los Ature para estudiar su cultura. Al llegar a la cuenca del Orinoco descubrió que la tribu había sido exterminada por otra tribu rival, por lo que su cultura estaba totalmente desaparecida… aunque algo quedaba.

El bueno de Homboldt encontró al último superviviente de los Ature, al último hablante de una lengua que estaba destinada a perderse para siempre: un loro que había sobrevivido al exterminio de su pueblo.

Aquel loro no paraba de repetir algunas palabras que había ido aprendiendo de los Ature, por lo que Homboldt se llevó al loro a casa para, armado de paciencia, transcribir todo lo que el animal tenía a bien decirle. Así, reflejó por escrito unas 40 palabras de la desaparecida lengua de los Ature, cuyos significados resultan ahora un misterio imposible de descifrar.



Gracias a aquel loro, una minúscula parte de aquella lengua pudo ser rescatada, salvándose de la desaparición completa a la que estaba condenada la cultura Ature. Por cierto, que Alexander Von Homboldt era tal que así:

Alexander Von Homboldt

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM

Compartir es de buena gente

¡Si te ha gustado, compártelo en tus redes!
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.