El Milagro de Empel, la victoria de la Inmaculada Concepción

Una de las crónicas más curiosas de la Historia de España es la que hace referencia a lo ocurrido en la Batalla de Empel en 1585, enmarcada en la Guerra de los Ochenta Años. Este episodio es conocido como el Milagro de Empel, y si sigues leyendo descubrirás por qué.

Contexto: La Guerra de los Ochenta Años

Pongámonos en situación. La Guerra de los Ochenta Años (por aquel entonces no sabían lo que iba a durar, por lo que simplemente era la Guerra de Flandes) enfrentaba a España contra las provincias de los Países Bajos, y es que los flamencos querían -entre otras cosas- la independencia de sus territorios, por aquel entonces bajo la soberanía española (independencia que consiguieron tras la firma de la Paz de Westfalia con el Tratado de Münster).

Para leer también: ¿Por qué los Países Bajos se llaman así?

El Milagro de Empel

La Batalla de Empel se produjo en el primer cuarto de la guerra, y enfrentó a un tercio del ejército español (El Tercio Viejo de Zamora) contra una importante flota de barcos rebeldes en condiciones muy desfavorables para los españoles.

El Tercio, compuesto por casi cinco mil soldados, fue bloqueado por los barcos rivales en la Isla de Bommel, haciendo que su situación fuera desesperada: sin escapatoria, con comida limitada y poca ropa seca que ponerse (la batalla fue en diciembre, podemos imaginar el clima).

Dada la situación de superioridad, el almirante flamenco propuso a los españoles una rendición honrosa, pero estos fueron contundentes en su respuesta. “Ya hablaremos de capitulación después de muertos“. El almirante decidió arrasar, abriendo los diques de los ríos adjuntos para inundar el campamento español. Así, el Tercio Español sólo pudo refugiarse en un montecillo en Empel, rodeado de agua y barcos enemigos.



Es en ese momento cuando empieza el supuesto milagro. Un soldado que cavaba una trinchera dio con algo duro enterrado entre la tierra. Al sacarlo, descubrió que era una tabla flamenca con una imagen de la Virgen María. Tras el hallazgo, construyeron un altar improvisado con ella con el fin de animar a los soldados en tal difícil situación y pedir ayuda celestial para salir de allí.

Y se obró el milagro. Esa noche, el frío heló las aguas del río, permitiendo que los españoles pudieran atravesarlo y atacar por sorpresa al enemigo, consiguiendo una victoria que parecía imposible tan solo unas horas antes. Incluso el almirante enemigo creyó que aquella derrota sólo podía haber sido posible por intervención divina, pues dijo algo tal que así: “Pareciera que Dios es español al obrar en Empel tan grande milagro“.

Bastante tiempo después (1892) y en honor a esta milagrosa victoria, la Reina Regente María Cristina declaró a la Inmaculada Concepción patrona de la Infantería, del Ejército de Tierra de España. Y así sigue siendo hasta nuestros días.

El Milagro de Empel de Ferrer-Dalmau

No puedo acabar este artículo sin mencionar la obra que me ha descubierto tal suceso. Augusto Ferrer Dalmau es uno de los mejores pintores de la actualidad. Los cuadros de “El Pintor de Batallas” no sólo son ejemplo de una técnica alcanzable por muy pocos, sino que transmiten la crudeza, el honor, la vergüenza o la épica (según lo que toque) de una guerra, una batalla o una simple pose de los personajes que pinta.

Entre sus cuadros más bellos destaca la Virgen de Empel (donde refleja el descubrimiento de la tabla) y el Milagro de Empel, donde se aprecia la devoción posterior. Para disfrutarlos:

El Milagro de Empel

Más sobre el pintor Augusto Ferrer Dalmau:

Más sobre el Milagro de Empel:

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Telegram
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.