El origen de “poner en cuarentena”, entre la peste y la religión

El origen de poner en cuarentena a alguien (aislarlo durante un periodo de tiempo para evitar que una enfermedad contagiosa se extienda) lo encontramos en la Italia de la Edad Media.

En aquella época, la peste hacía estragos en Europa. Se calcula que esta enfermedad se cobró la vida de casi un tercio de la población europea en apenas un siglo, lo que provocó que en las grandes ciudades se tuvieran que tomar medidas para evitar el contagio.

En Italia, ante el elevado tránsito de gente a través del mar, se decidió no arriesgar con los barcos que llegaban a los puertos. Para evitar que algún tripulante enfermo -pero aún sin síntomas- introdujera la peste en la ciudad, se impedía que los pasajeros salieran de los barcos hasta pasados cuarenta días desde su llegada al puerto.

A este “por si acaso” se le empezó a llamar “cuarentena”, llegando así hasta nuestros días.

¿Y por qué cuarenta días?

Aunque actualmente la cuarentena se aplica con diferentes periodos de tiempo, el hecho de que en la Edad Media fueran cuarenta días podría deberse a la influencia de la religión cristiana y al gran simbolismo del número 40 (40 días de Jesús en el desierto, los 40 días de la cuaresma, los 40 años en los que Moisés guió al pueblo de Israel por el desierto, los 40 días y las 40 noches del diluvio universal, los 40 días de oración de Moisés en el Monte Sinaí antes de recibir las Tablas de la Ley, los 40 años de los reinados de David y Salomón…).

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.