El simbólico alquiler que se pagó por Malta: un halcón maltés al año

En 1530 no existía ninguna web de alquiler, lo que dificultaba bastante encontrar un pisito al que mudarse. Más o menos, ese era el problema de la Orden de San Juan de Jerusalén, que después de haber sido expulsada de Tierra Santa y de Rodas por parte de los turcos, buscaba un lugar al que llamar casa.

El “busco piso” fue atendido por Carlos I de España y V de Alemania. El emperador de la nación católica más poderosa del mundo cedió la Isla de Malta a una de las últimas grandes órdenes de las Cruzadas. El precio que impuso por ceder la soberanía de la isla fue simbólico: la entrega de un halcón al año que estuviera entrenado para la cetrería. Era el tributo del halcón maltés.

Desde entonces, fueron conocidos como la “Orden de Malta”, y efectuaron su pago religiosamente (nunca mejor dicho) hasta que en 1798 fueron expulsados de la isla por el que sería el nuevo propietario, un tal Napoleón Bonaparte.


La Orden de Malta en la actualidad

La Orden de Malta sigue existiendo hoy en día. Se hacen llamar “Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta”, tienen su sede principal en Roma y su misión es la asistencia a los necesitados.

orden de malta

El Halcón Maltés en el cine

La historia del tributo del halcón maltés ha inspirado libros y películas, siendo la más conocida la protagonizada por Humphrey Bogart en 1941, considerada el nacimiento del cine negro, y en la que el tributo no era un animal sino una joya con forma de halcón.

halcón maltés película

 

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.