El trovador que salvó a Ricardo Corazón de León… ¡cantando!

Esta leyenda comienza en 1193, cuando Ricardo I de Inglaterra, más conocido como Ricardo Corazón de León, fue apresado por Leopoldo V, Duque de Austria y coleguita suyo en la Tercera Cruzada. 

Ricardo y Leopoldo habían tenido sus movidas en Acre por un quítame de aquí tu bandera, que no me toques la banderita, so mamón. La cosa resultó en que en el viaje de vuelta a casa, Ricardo fue apresado por Leopoldo y encerrado en el Castillo de Dürnstein.

Cuando los ingleses vieron raro que su rey no llegara a casa, empezaron a elucubrar: Que si nos lo han matado, que si ha sufrido un accidente, que a ver si es que nos lo han secuestrado… Dado el gran número de enemigos que tenía el monarca, su destino no invitaba al optimismo, desde luego.

Afortunadamente para el Richard, un trovador llamado Blondel dejó a un lado las suposiciones para pasar a la acción. El bueno de Blondel, al más puro estilo Sherlock Holmes, investigó cuál podría haber sido el camino que realizara su rey, recorriéndolo en busca de prisiones o fortalezas en las que pudiera estar retenido. Cuando llegaba a estos sitios, se situaba cerca de ellos y empezaba a entonar una canción inglesa que bien reconocería cualquier compatriota. La, la, rá, la, lá.

Según la leyenda, en una de esas ocasiones el Rey Ricardo reconoció la canción de su reino y le hizo señas al trovador para que volviera a casa y anunciara su paradero. Un año después, Ricardo Corazón de León fue liberado a cambio de una gran suma de dinero que dejó a Inglaterra con una mano delante y otra detrás.

Ricardo volvió a su reino después de cuatro años secuestrado… gracias a un trovador y su canción. La, la, rá, la, lá.



Para saber más sobre lo que realmente pasó con Ricardo y su secuestro, puedes leer este artículo de Diez Cosas Que Quieres Saber.

Compartir es de buena gente

¡Si te ha gustado, compártelo en tus redes!
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

3 comentarios

  1. Según la leyenda, la canción en cuestión era:
    “If I were in a palace great and you were in a hut afar, would you sing me from your lowly state as the nightingale sings to the star?

    Y la respuesta: “If you were in a palace great and I were in a hut afar, I would sing to you from my lowly state as the nightingale sings to the star.

    1. ¡Muchas gracias por el aporte, Carmen!

  2. He estado hace unos años en Dürnstein y todavía está en pie, a las orillas del Danubio, el torreón donde se dice que se hallaba la prisión de Ricardo Corazón de León. Bellísimos parajes, bonita la ciudad de Dürnstein…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.