Falcó, Alatriste y Corso; 80 palabras de oro

[Este artículo está en la sección “Después de leer“, por lo que puede contener spoilers]

De nombre Lorenzo y de apellido Falcó, así se llama el protagonista de la última novela de Arturo Pérez-Reverte (Falcó). Es, como suele pasar con los personajes revertianos, una persona con sus propios principios, algo que no está reñido con ser un canalla, un héroe y un tirano, todo al mismo tiempo.

Una de las partes que más me ha llamado la atención de esta novela es la siguiente:

-Naturalmente – concedió Poveda -. Pero siempre es bueno saber de qué pie cojeamos.

Falcó había sacado la pitillera y prendía un cigarrillo. Cerró el encendedor con un chasquido. 

-Yo cojeo según el pie que me pisen.

Para mí, este diálogo es sencillamente genial. Al leerlo ya sabemos cuáles son los principios del protagonista… y el autor lo consigue en apenas unas líneas. Tras leerlo, no he podido evitar recordar otras dos descripciones deslumbrantes de otros tantos personajes revertianos:

Diego Alatriste (El Capitán Alatriste)

No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente.

Lucas Corso (El Club Dumas)

Pertenecía a esa clase de tipos desamparados a quienes los hombres ofrecen tabaco, los camareros invitan a una copa extra y las mujeres sienten deseos de adoptar en el acto. 

En total, 80 palabras para las descripciones de tres personajes. 80 palabras que, así de bien combinadas, son oro puro para el que las lee.

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario