El Graffiti de Napoleón

Napoleón ha escapado, ha escapado y se dirige a París con varios soldados, dispuesto a recuperar de nuevo el poder“. Media Europa temblaba al conocer la noticia. El autocoronado emperador de Francia había conseguido escapar de su reclusión en la Isla de Elba y marchaba, junto a unos 600 soldados, a París. Su objetivo no era otro que recuperar su trono, ese que ahora ocupaba el Rey Luis XVIII.

Cuando Luis XVIII supo que Napoleón iba en su busca no tardó en enviar un regimiento de soldados para pararle los pies. Con lo que no contaba el rey era que esos soldados aún mantenían su fidelidad a Bonaparte y que, cuando se encontraron ante él, todos se unieron al emperador bajo el grito de “¡Viva el Emperador!“. En su camino a París, Napoleón siguió acogiendo para la causa tanto a nuevos soldados enviados por el rey como a voluntarios.

Se dice que antes de llegar a París apareció una pintada dirigida al rey: “De Napoleón a Luis XVIII, mi buen amigo, no hace falta que me envíes más soldados , ¡ya tengo suficientes!“.

Fuente: Pasajes de la Historia y Napoleón Bonaparte. Imagen: Obra de Jacques Louis David.
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.