Hermafrodita, el hijo de Hermes y Afrodita que cautivó a Velázquez

En la mitología griega, Hermafrodita es el hijo de Hermes y Afrodita, de los cuales toma su nombre. Su mito, como tantos otros de la cultura clásica, sirvió para dar una explicación teológica a la existencia de personas que reúnen atributos de los dos sexos. Hoy día, su nombre se ha convertido en el adjetivo que usamos en español para decir de una persona o animal “que tiene dos sexos“.

El mito de Hermafrodita

Hermafrodita (o Hermafrodito) era un joven de gran belleza, hijo del dios Hermes y de la diosa Afrodita. Una mañana, cuando el sol estaba en lo más alto del cielo, el joven sintió calor y decidió darse un bañito en el lago para refrescarse. Se quitó la ropa que llevaba y se metió desnudo en el agua, ajeno a que había alguien observándolo.



Salmacis, una ninfa que vivía en ese lago, se quedó prendada del cuerpo del joven, por lo que se acercó hasta él con la intención de conquistarlo. Hermafrodita se negó, tratando de escapar del fuerte abrazo que le había dado la ninfa. Mientras luchaban, Salmacis rezó a los dioses para que sus cuerpos nunca se separaran… y le hicieron caso.

Por obra divina, ambos cuerpos y ambos sexos se fundieron en uno solo para siempre.

Mito de Hermafrodita

Hermafrodita en el arte

El mito clásico no ha pasado desapercibido a lo largo de la Historia, siendo común su representación en cuadros y esculturas. Entre las más destacadas encontramos al Hermafrodito durmiente del Museo del Louvre, una escultura del siglo II a.C. En 1619, Bernini esculpió el increíble colchón sobre el que se asienta a petición de la familia Borghese:

Hermafrodita trasero (1)
Louvre Museum [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Hermafrodita arriba (1)
Louvre Museum [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons
Esta escultura tiene varias copias repartidas por el mundo, como las que se encuentran en el Museo Nazionale Romano, el Museo Hermitage o en el Museo del Prado. Esta última copia, hecha en bronce, fue un encargo de Diego Velázquez, que quedó impresionado por la original en un viaje por Italia en busca de obras de arte para el rey Felipe IV. La escultura gustó tanto al pintor sevillano que se inspiró en ella para su Venus del Espejo.

Venus del espejo - Velázquez

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM

Compartir es de buena gente

¡Si te ha gustado, compártelo en tus redes!
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.