Jonás Gutiérrez - Newcastle

Jonás Gutiérrez y el destino

La historia de Jonás Gutiérrez, futbolista argentino, es especial. Es una de esas personas que parecen tocadas por los juegos más contradictorios del destino. Ya de pequeño sufrió una parálisis en la parte izquierda de su cuerpo. Al recuperarse de ella, los médicos le recomendaron practicar algún deporte, y su madre, Mónica, le aconsejó que fuera el fútbol.

Su carrera como futbolista empezó a despuntar en Argentina. El día de su debut con Vélez Sarsfield, con sólo 19 años, marcó un gol a los pocos minutos de entrar en el terreno de juego. Más tarde, su talento seguiría desarrollándose en Europa, jugando en el Mallorca y en el Newcastle inglés. En 2013 recibe una noticia difícil de digerir: le han encontrado un tumor en el testículo. Los médicos consiguen extirparle el tumor y el argentino puede seguir jugando. Todo parece ir bien para Jonás hasta que, el año siguiente, recibe la noticia de que el tumor sigue ahí, tiene cáncer de testículos y, por lo tanto, tendrá que jugar su partido más importante alejado del césped.

Jonás Gutiérrez - Newcastle

La terapia de quimio, como todas, es eterna y difícil. Se ve, además, fuera de los terrenos de juego en la que puede ser la época más propicia para jugar al fútbol. Tras varios meses luchando contra la quimio, llega el momento de Jonás, por fin vuelve a los terrenos de juego. Volver a vestirse de corto es, sin duda, una gran victoria, pero ya hemos dicho que su historia tiene caprichos del destino.

Su equipo, el Newcastle, coquetea con el descenso y, en el último partido de liga, necesita ganar para quedarse un año más en la primera división inglesa. Jonás juega este partido, y consigue dar la asistencia del 1-0 para su equipo. El equipo está salvado con el 1-0, sin embargo, hace falta un segundo gol para calmar los nervios de un resultado tan ajustado y certificar, por fin, la permanencia. A falta de seis minutos para el final del partido, Jonás coge la pelota al borde del área y sucede esto:

Tras conseguir este gol que certificaría la salvación del Newcastle llegaría otra vuelta del destino, esta vez perpetrada por los dueños del club. A Jonás se le acaba el contrato y le informan de que, a pesar de haberse quedado, en su día, en la segunda división inglesa para ascenderles de nuevo, a pesar de todo lo que ha luchado para volver a jugar, a pesar de la asistencia y el gol que le han permitido al equipo no descender otra vez, no le van a renovar el contrato, se tiene que ir.

Jonás, después de saber esto último, no pudo evitar reflexionar en Twitter: “He aprendido dos cosas de mi enfermedad: cómo puedes apoyar a un jugador (afición del Newcastle) y cómo puedes dejar solo al jugador (dueños del Newcastle)“.

La historia de Jonás Gutiérrez, sin duda, es especial. Veremos qué le depara el futuro a este jugador argentino que ya se ha ganado el corazón de gran parte del planeta futbolero. Y el mío, por descontado.

Fuentes: JonasGutierrez.com, Marca. Foto: JonasGutierrez.com

 

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

1 comentario

  1. El fútbol es un pueblo feliz deporte, pero también puede llevar la salud.

    espíritu de fútbol que nunca se dio por vencido, no importa. Al igual que el espíritu del deporte del fútbol.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.