Juana de Arco: campesina, militar, hereje y santa

Pocas personas habrán existido en el mundo que puedan reunir lo que acumula esta joven que lideró tropas militares con la convicción de ser enviada por el propio Dios. La muerte de Juana de Arco es más que el fin a una vida, es la afirmación del poder de cualquier tipo de fe, en este caso la de la religión. Resumiendo mucho, así se gestó la historia de la Doncella de Orleans:

Juana de Arco, campesina

Desde muy joven se dedicó, como era costumbre en las mujeres de su época, a las labores del hogar. Poco a poco fue ayudando a la familia fuera de casa, dedicándose a cuidar y cultivar el campo. Esta es la Juana de Arco campesina, una niña que creció con la religión como telón de fondo y que se convertiría en una auténtica heroína.

Tras una supuesta revelación divina, se creyó la elegida para luchar contra los ingleses y recuperar las tierras que controlaban en Francia… y pasó a la Historia como salvadora de la corona francesa.

Cuadro de Juana de Arco, de Eugene Thirion
La revelación divina a Juana de Arco pintada por Eugene Thirion Ver fuente

Juana de Arco, militar

Tras intentar en vano conseguir una entrevista con Carlos VII durante mucho tiempo, la joven campesina al fin logró hablar con el que sería su rey. Demostrando un gran poder de convicción, fue la encargada de liderar, vestida como hombre y cual militar, una tropa que consiguió liberar la ciudad de Orleans del control inglés. Tras este episodio y tras otras victorias miltares que ayudaron a Carlos VII a proclamarse rey de Francia, la leyenda de la Juana de Arco militar, tocada por el dedo de Dios, cobró fuerza tanto en su tierra como en Inglaterra.

Juana de Arco, hereje

Por culpa de esta fama, nuestra protagonista pasó a ser un objetivo claro del enemigo, que la logró capturar cuando apenas había dejado de ser una niña. Su cautiverio no fue fácil y las especulaciones son varias, pero ninguna optimista para con la integridad de un ser humano. Aquí llegamos a la Juana de Arco hereje, olvidada en esos momentos por su rey (también hubo derrotas militares que rebajaron su aura divina) y condenada a morir quemada en la hoguera. Su herejía: haber defendido que todo lo hizo bajo la orden de Dios. Sin retractarse y pidiendo como último deseo mirar una cruz mientras era quemada, la heroína moría con apenas 19 años.

Muerte de Juana de Arco, Jules-Eugène Lenepveu
Así pintó Jules-Eugène Lenepveu a Juana de Arco en la hoguera Ver Fuente

Juana de Arco, santa

La última faceta que nos llama la atención de esta campesina, militar y hereje es que, además, entró en el santoral. En el mismo siglo XV, tras una revisión eclesiástica del caso, sus verdugos fueron los declarados herejes. Finalmente, en 1920, el Papa Benedixto XV la canonizó santa.

Una vida corta, llena de etiquetas diversas y que ha pasado a la Historia. La vida de la Doncella de Orleans. La vida de una campesina, una militar, una hereje y una santa.

Fuentes: Los Grandes Personajes de la Historia y Catequesis del Papa Benedixto XVI
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

2 comentarios

  1. Me a encantado tu post,
    Y me encantaría añadirlo a mi pg de audiolibros, en el que incluyó el de Juana de Arco de Mark Twain

    1. Hola Josephine, muchas gracias. Si citas que viene de SiempreConectado.es no hay ningún problema.Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.