La leyenda sioux de la Torre del Diablo en Wyoming

La Torre del Diablo en Wyoming es una de esas obras de la naturaleza que sorprenden por su belleza y, sobre todo, por ser especiales, diferentes. Reconocida por los más cinéfilos por ser parte fundamental de la película Encuentros en la Tercera Fase de Steven Spielberg, este cuello volcánico guarda una curiosa leyenda sobre su origen.

wyoming-torre-diablo

Según las tribus Kiowa y Sioux, un día, unas niñas salieron a jugar por aquella zona cuando todo era una superficie plana. Las niñas se divertían jugando ajenas a que, tras los árboles, unos osos gigantes las acechaban. Cuando las niñas se dieron cuenta de la presencia de los osos, trataron de escapar corriendo, pero los animales las persiguieron de forma incansable.

En un intento desesperado por salir con vida de aquel lance, y fatigadas por la persecución, las dos niñas subieron a lo alto de una piedra, se arrodillaron y le rezaron al Gran Espíritu. Este, escuchando sus súplicas, hizo que la piedra sobre la que estaban arrodilladas creciera hasta el cielo para que los osos no pudieran alcanzarlas.

Los osos, al ver que las niñas se les escapaban, trataron de trepar a la roca, cada vez más alta, provocando con sus garras las características señales de lo que hoy llaman la Torre del Diablo. Según la leyenda, cuando las niñas llegaron al cielo sanas y salvas se convirtieron en estrellas, formando así la constelación de las Pléyades.

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.