Las llamamos “vacunas” por las vacas

¿Alguna vez te has planteado por qué las vacunas reciben ese nombre? ¿Por qué nos “vacunamos”? Aunque parezca no tener ninguna relación con las vacas, lo cierto es que el término procede de estos bovinos.

Vamos a situarnos

Aunque parece ser que en China y otros países ya se inoculaban algunas enfermedades leves para prevenir otras, el término vacuna propiamente dicho nace en Inglaterra a raíz del descubrimiento de un médico rural en 1796, época en la que la viruela hacía estragos en Europa.

¿Qué descubrió?

Edward Jenner, que así se llamaba este señor, descubrió que las encargadas de ordeñar a las vacas para recoger su leche sufrían una enfermedad conocida como la viruela bovina y que, después, ninguna sufría la viruela común. Al ser la primera mucho más liviana, pensó que podría servir como prevención ante la segunda.

¿Qué hizo Edward Jenner?

Este médico tomó pus de la mano de una granjera con viruela bovina y lo inyectó en un niño llamado James Phipps. Después de sufrir los efectos de la viruela bovina, al niño se le inyectó la viruela humana (ética al margen), pero no experimentó ni desarrolló la enfermedad. Estaba vacunado.

La teoría del médico se había convertido en realidad, y pronto su descubrimiento salvaría a miles de personas de una muerte segura. Aquello fue todo un éxito sanitario.

Y de vaca… vacuna

A raíz de este descubrimiento propiciado por las vacas, se empezó a utilizar el término “vacuna” y el verbo “vacunar” en nuestro idioma.

Para saber más: dciencia.es
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.