Las moscas que resolvieron un caso de asesinato

Aunque la palabra criminalista nos suena más o menos a algo contemporáneo y muy relacionado con series y novelas de hoy día, lo cierto es que resolver un caso de asesinato es tan antiguo como lo es el propio acto de matar. Uno de los primeros casos de asesinato resuelto con técnicas que bien podría firmar el mismísimo Sherlock Holmes tiene como protagonistas a unas moscas.


En un texto de 1.235 a.C. (aunque rescatado en una traducción de 1981) se habla del caso de asesinato de un campesino en un campo de arroz en China.

Cuando las autoridades locales estudiaron el cadáver comprobaron que había sido degollado por una hoz. Para encontrar al asesino, llamaron a todos los labradores de la zona para que cada uno pusiera su hoz en el suelo. Al cabo de unos minutos, las moscas se posaron sólo en una de ellas, y es que estaban siendo atraídas por los restos de sangre que aún seguían la hoz del asesino aunque fueran imperceptibles para el ojo humano.

El asesino, acorralado por la evidencia, no pudo más que confesar su crimen.

Fuentes: ¡Que nadie toque nada! (Blas Ruiz Grau) & agibilis.com

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Telegram
¿Lo compartes, por favor?
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.