Diego, un pintor que acaba de llegar procedente de otra época quiere ganarse la vida con sus cuadros. Acompañado de su fiel perro, Luki, va pintando todo aquello que le parece digno de ser retratado para siempre. Al acabar cada una de sus obras siempre le repite a su amigo eso de “No hay nada como la última pincelada, ¿verdad Luki?”, y es que su trabajo no es fácil, ambos corren el riesgo de ser pisoteados en cualquier momento…

sant angelo

 

París Notre Dame

 

Torre Eiffel

 

Picasso

 

Viena castillo

 

Viena

 

Torre Pelli

 

Praga

 

Praga.2

 

París

 

 

Castillo Almodóvar

 

Bilbao Playmobil copia

 

casablanca

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Telegram

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.