El origen de la bancarrota

El significado de bancarrota lo sabemos, desgraciadamente, de sobra pero ¿conocemos cómo nació esta palabra? El término bancarrota cuenta con un origen bastante literal y curioso.

En la Italia del siglo XV empezaron a aflorar prestamistas y cambistas. A diferencia de en la actualidad, estos comerciantes del dinero no tenían oficinas sino que se situaban en lugares públicos, normalmente en las plazas y mercados más concurridos. Allí, colocaban una mesa, se sentaban en un banco y procedían a cambiar monedas de otros países o a realizar préstamos económicos.

Ante la falta de una regulación y, sobre todo, ante el desconocimiento de la mayoría de la gente en temas económicos, algunos de estos banqueros o bien se aprovechaban de sus clientes o bien perdían liquidez suficiente como para seguir trabajando. Cuando una de estas dos situaciones llegaba a un banquero, las autoridades le obligaban a romper, literalmente, el banco y la mesa donde trabajaba para que todos los ciudadanos conocieran la situación. Así, se producía la llamada en italiano bancarotta.

El término se adaptó en algunas lenguas que la importaron del italiano:

  • Italiano: Bancarotta
  • Castellano: Bancarrota
  • Alemán: Bankrott
  • Inglés: Bankruptcy

Fuentes: SerHistoria y Extoikos

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

2 comentarios

  1. Muy interesante!

    1. ¡Gracias Karina! 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.