Sevilla

Origen de “Quien fue a Sevilla perdió su silla”

Estás sentado junto a tus amigos o familiares, te levantas un momento al servicio y cuando vuelves… te han quitado el sitio. Te habrás visto en esta situación bastantes veces y, seguramente, si alguna vez protestaste te dijeron eso de “Quien fue a Sevilla perdió su silla“. ¿Quieres saber el origen de esta expresión? Pues no te levantes de donde estés (por si acaso) y sigue leyendo:

La frase, en un principio, era “Quien se fue de Sevilla, perdió su silla“, aunque el paso de los años la ha ido transformando en la que usamos hoy en día. La explicación de esta expresión la encontramos durante el reinado de Enrique IV de Castilla (Siglo XV). El arzobispo de Sevilla por aquel entonces, Alonso de Fonseca y Ulloa, tenía un sobrino al que le habían concedido el arzobispado de Santiago de Compostela. Ante la tensión que existía en Galicia en aquella época, el arzobispo de Santiago de Compostela le pidió ayuda a su tío para que calmara un poco la situación. Alonso de Fonseca aceptó ir hasta allí mientras dejaba a su sobrino ocupando su lugar en Sevilla. Cuando pudo controlar la situación volvió a Sevilla pero, para su sorpresa, su sobrino se negaba ahora a devolverle su puesto de arzobispo.

Sevilla

La disputa entre tío y sobrino por el arzobispado de Sevilla causó un gran revuelo, naciendo así en el refranero popular la expresión “Quien se fue de Sevilla perdió su silla“. Por cierto, que al final todo este revuelo tuvo que aclararse mediante un mandamiento papal (Pío II) y la intervención del propio rey de Castilla, logrando Alonso de Fonseca y Ulloa, por fin, volver a ocupar su cargo de arzobispo de Sevilla.

¡Compártelo en Twitter!

Fuente: Centro Cervantes

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

3 comentarios

  1. Muy bueno Chema, lo habia oido muchas veces y nunca supe el porque.
    Un abrazo Tomás

    1. MUCHAS GRACIAS TOMÁS! 😀

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.