Un pelotazo urbanístico en el siglo XVII

Aunque te cueste mucho creerlo, impensable, imposible, lo cierto es que hemos encontrado un ejemplo de especulación en la política española, un político que (¡sorpresa!) utiliza su influencia y poder para provecho propio. Para encontrarlo, eso sí, hemos tenido que remontarnos al siglo XVII…

En 1601 reinaba en España Felipe III, un rey al que los asuntos de gobierno le daban un poco igual. Para evitar dedicar su valioso tiempo en estas cuestiones, delegó estas funciones en su valido Francisco de Sandoval y Rojas, más conocido como el Duque de Lerma. Ese año se produjo un cambio importante en el país. El Duque de Lerma convenció al rey para trasladar la corte real de Madrid a Valladolid. Este cambio podría parecer nimio si no fuera porque, casualmente, el Duque de Lerma había comprado meses antes una gran cantidad de terrenos en Valladolid. La importancia que tomó Valladolid como nueva sede real hizo que los terrenos se revalorizaran, por lo que el duque aprovechó para venderlos a los nuevos habitantes de la ciudad a un precio altísimo. Un tipo listo.

Como el saco de la avaricia parece no tener fondo, el Duque de Lerma repitió la operación apenas unos años después. Utilizó parte del dinero que sacó con la venta de los terrenos de Valladolid para comprar otros en la devaluada Madrid… y en 1606 devolvió allí la corte, enriqueciéndose de nuevo a costa de vender sus terrenos madrileños. Además, Madrid pagó un buen dinero para “convencer” al duque de la necesidad de recuperar la corte. Como si no lo tuviera del todo claro. A costa de estas operaciones y algunas otras, se convirtió en el hombre más rico de la nación.

Cuando se destapó su corrupción, el duque evitó la condena solicitando a la Iglesia su ingreso como cardenal, ya que el clero disfrutaba de inmunidad en aquella época. Esta última jugada maestra motivó que en las calles se cantara una coplilla que hacía referencia al color característico de los cardenales y la salvación que le había dado al duque: “Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España se viste de colorado“.

Duque de Lerma
Coplilla que se le dedicó al Duque de Lerma. Compártela en Twitter. 

Fuentes: Ser Historia, ABC e Historias de la Historia.

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.