Barril

Las perlas de Diógenes de Sínope y el mal llamado Síndrome de Diógenes

Kynos, perro, así llamaban sus contemporáneos (por ejemplo Platón) a Diógenes de Sínope, uno de los filósofos que más impacto causa en la gente cuando se recuerda su forma de vida. Él, lejos de considerar esta denominación como negativa la asumía cual piropo. Su historia le da sentido al término cínico, una derivación de aquella otra palabra griega, kynos, que le catalogaba. Cínico es, según nuestro diccionario actual, aquel que muestra desvergüenza y, Diógenes, sin duda, no tuvo reparos en vivir enfrentado a los cánones sociales que imperaban en su época.