¿Por qué a los árbitros se les llama por los dos apellidos?

A los árbitros en España se les suele llamar por sus dos apellidos. Pérez Lasa, Mejuto González, Mateu Lahoz, Velasco Carballo… Hay excepciones como la de Rafa Guerrero (el del famoso “Rafa, no me jodas” que nunca llegó a decir Mejuto), pero lo normal es usar los dos apellidos. Esta costumbre, en España, tiene su origen en la dictadura de Francisco Franco.


Franco se cargó el partido

Ángel Franco Martínez fue árbitro de la liga española en los últimos coletazos del franquismo. Al igual que pasa ahora, en aquella época las malas tardes de los árbitros eran más mediáticas que sus buenas actuaciones, por lo que en alguna ocasión se aprovechó un mal arbitraje de Ángel Franco para hacer titulares con segundas intenciones “Qué malo es Franco“, “Franco no vale para nada“, “Franco se cargó el partido, etc.

Lógicamente, esta forma de referirse al árbitro duró muy poco. Pronto se prohibió a medios de comunicación y a colegios de árbitros llamar a los trencillas sólo por su primer apellido o por su nombre, siendo obligatorio hacerlo por sus dos apellidos.

Esta imposición ha durado hasta el día de hoy y, por haberse convertido ya en una costumbre, parece muy difícil que se vaya a cambiar de hábito.

Fuentes: El Rincón del Árbitro y Hoy.

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.