Salamo Arouch, el boxeador que peleaba por sobrevivir en Auschwitz

Cuando Salamo Arouch ganaba una pelea de boxeo no le daban ninguna medalla o cinturón de campeón. Su premio era sobrevivir.

Salamo Arouch -judío nacido en Tesalónica- se interesó por el boxeo desde muy pequeño, ganando con apenas 16 años el campeonato de los Balcanes con 24 victorias por K.O. Su futuro deportivo era ilusionante, siendo apodado “El bailarín de ballet” por su elegante juego de pies, pero todo se truncó cuando los nazis lo apresaron junto a su familia, acabando en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau con 18 años.

Nada más llegar allí fue destinado a hacer trabajos forzados, salvándose de morir en las cámaras de gas en las que ejecutaron a sus tres hermanas y a su madre. Cuando los oficiales alemanes se enteraron de que sabía boxear organizaron varias peleas para divertirse, dibujando un círculo en la tierra a modo de improvisado ring y escogiendo a otros prisioneros como contrincantes. Salamo ganó todos los combates. Uno tras otro, iba dejando K.O. a todos sus oponentes, consiguiendo como premio un poco más de comida y, más tarde, pasar a hacer trabajos en la cocina en lugar de los trabajos forzados.

Cuando se dio cuenta de que los rivales a los que iba venciendo desaparecían, comprendió que estaba luchando por algo más que por una barra de pan extra. Luchaba por su propia vida, ya que los alemanes mataban al perdedor de cada pelea.


Salamo Arouch, el prisionero número 136.954, ganó y salvó su vida en más de 200 combates, consiguiendo sobrevivir de esta manera en Auschwitz y Bergen-Belsen -donde fue trasladado más tarde- hasta la liberación a manos de los británicos cuando tenía 22 años.

Diez años más tarde, Salamo Arouch quiso despedirse del boxeo en un combate celebrado en Tel Aviv ante el italiano Falcinelli. Por primera y última vez en su vida, Salamo perdió el combate; aunque esta vez la derrota no significaba acabar siendo asesinado.

Para leer también: Cuando el amor es capaz de triunfar incluso en Auschwitz

Fuentes: haaretz.com, New York Times, People Magazine

¿Tienes Telegram?

Sorteos y nuevos contenidos te esperan en nuestro canal.
IR A TELEGRAM
Telegram
¿Lo compartes, por favor?
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en marketingpublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.