Ricardo Corazón de León

El trovador que encontró al rey secuestrado

Esta leyenda, que como todas, tiene su parte de verdad y su parte de fantasía, comienza en 1193. En esa fecha, Ricardo I de Inglaterra, más conocido como Ricardo Corazón de León, se encontraba secuestrado en el castillo de Dürnstein por el Duque de Austria, Leopoldo V. Es difícil imaginarse ser un rey de aquella época, pero no tanto como imaginar ser rey y preso durante mucho tiempo. Algo podemos intuir por un viejo manuscrito que, según la misma leyenda que hoy nos centra, escribió el propio Ricardo Corazón de León durante su largo cautiverio: “Nadie puede cantar estando cautivo salvo que esté muy dolorido“.

El Rey Ricardo fue apresado mientras volvía de un largo viaje desde Acre. En su reino nadie sospechó que el retraso de su llegada se debiera a un secuestro, sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, todos empezaron a elucubrar posibles destinos para su rey, y ninguno era bueno debido al gran número de enemigos que se había granjeado en su aún corto pero intenso reinado. Un trovador, llamado Blondel, decidió dejar a un lado las suposiciones y partió en busca de su rey.

Ricardo Corazón de León

El trovador recorrió el camino que más posibilidades tenía de haber sido el escogido por Ricardo en su vuelta desde Acre. En ese recorrido, el trovador buscaba las prisiones y las fortalezas donde se podría haber encerrado a su rey para, situándose cerca de ellas, empezar a cantar una canción inglesa que bien reconocería cualquier compatriota.

Dice la leyenda, que en una de esas ocasiones el Rey Ricardo reconoció la canción de su reino, haciéndole algún tipo de seña al trovador para que volviera a casa y anunciara su paradero. Un año después, y de esto sí que tenemos certezas, Ricardo Corazón de León fue liberado a cambio de una gran suma de dinero que afectó en gran medida a las arcas inglesas. El Rey Ricardo volvería así a su reino después de cuatro años fuera… ¿gracias a un trovador?

[jetpack_subscription_form]

Comparte:
Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Un periodista sevillano al que le encanta escribir. Soy coautor de dos libros de relatos sobre el Betis y autor de "Maldito Destino". La frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera". Trabajo en MarketingPublicidad.es como SEO/SEM Manager. Con esto te haces una idea ¿no? :)

3 comentarios

  1. Según la leyenda, la canción en cuestión era:
    “If I were in a palace great and you were in a hut afar, would you sing me from your lowly state as the nightingale sings to the star?

    Y la respuesta: “If you were in a palace great and I were in a hut afar, I would sing to you from my lowly state as the nightingale sings to the star.

    1. ¡Muchas gracias por el aporte, Carmen!

  2. He estado hace unos años en Dürnstein y todavía está en pie, a las orillas del Danubio, el torreón donde se dice que se hallaba la prisión de Ricardo Corazón de León. Bellísimos parajes, bonita la ciudad de Dürnstein…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.