Y al tercer día, resucitó… aunque sólo pasaron dos

Y al tercer día, resucitó…“. ¿Cuántas veces hemos escuchado, leído o estudiado esta frase referente a la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret? Seguro que muchas, lo que a lo mejor no hemos tenido en cuenta nunca es lo siguiente: si murió un viernes y resucitó un domingo, ¿por qué decimos que resucitó al tercer día, si en realidad pasaron dos? La respuesta está en la forma de contar que tenían los romanos clásicos, algo diferente a la nuestra.

Para leer también: La crucifixión de Jesús en la pintura, de Velázquez a Gauguin

Al tercer día resucitó… para los romanos

Los romanos de la época clásica contaban de forma inclusiva, es decir, que si estaban en viernes y querían saber cuántos días quedaban para el domingo, contaban el propio viernes como el primer día, el sábado como el segundo y el domingo como el tercero.

Aunque nosotros contaríamos dos días (del viernes al sábado y del sábado al domingo), la frase “y al tercer día, resucitó” se ha instaurado en nuestra habla independientemente de que nuestra forma de contar haya cambiado.

Puedes leer más curiosidades como esta en el magnífico libro “Un año en la antigua Roma” de Néstor F. Marqués, coordinador de @Antigua_Roma en Twitter.

Chema de Aquino

Chema de Aquino

¿Quién soy? Nací en Sevilla en 1988, soy del Betis (manquepierda) y me encanta escribir. Soy autor de "Maldito Destino" y de "COSTA", la frase que más me motiva es "si fuese fácil lo haría cualquiera" y actualmente trabajo en PlanMedia.es como Jefe de Operaciones. Con esto te haces una idea ¿no? :)